Posteado por: Las noticias del océano | abril 25, 2018

La costa asturiana, cementerio de cetáceos (España)

Delfín muerto en la playa de Concha de Artedo, en Cudillero

25 de Abril de 2018 (Claudia Granda). Ecologistas y Cepesma alertan del aumento de delfines que aparecen muertos en las playas de la región y reclaman que se abra una investigación.

Las costas asturianas son el escenario principal del aumento de la aparición de cetáceos muertos durante este año. La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma) coinciden en alertar al Principado en este incremento ya que, en comparación con años anteriores, el número es muy superior. En concreto, son ya 39 los delfines que han aparecido a orillas de distintas playas de la región. 

«El 55% de las muertes se deben a la actividad pesquera (Ndlr Sibylline : ¡ sin necropsia, no prueba ! No olvidar las numerosas maniobras navales del golfo de Gascona (Francia). Por ejemplo, el delfín de la foto presenta una hemorragia (peri)ocular. La necropsia permite saber si esta localizada o no y si hay otras lesiones asociadas). Se quedan enganchados en los aparejos y terminan pereciendo», explica Luis Laria, presidente de Cepesma. Pero la principal causa de este aumento de apariciones de delfines muertos en playas asturianas es el temporal. Así lo explica Laria. «Hay cetáceos que mueren a 20 o 30 millas de la costa, pero la cantidad de temporales que se han sucedido durante este invierno son determinantes a la hora de explicar por qué aparecen en nuestras costas».  Aún así, el incremento es preocupante. Durante esta última semana han sido once los delfines que han aparecido sin vida en la región. Hasta el 2015 el Cepesma se encargaba de recoger los cadáveres y de realizar las necropsias, pero ahora esa tarea corresponde directamente a personal del Principado. De lo que sí se encargan es de actualizar el recuento de estos cadáveres marinos. «Actualmente no se hacen necropsias, y son de vital importancia para determinar si realmente está ocurriendo algo más», insiste Laria.

Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies relaciona estas apariciones con la práctica irresponsable de los pescadores. «Los ejemplares muertos o moribundos aparecen en las redes cuando son izadas a los barcos luego arrojados por la borda como descartes de pesca al ser especies protegidas, terminando apareciendo sus cadáveres en las playas», explica. Un problema que, asegura, desde hace años se está intentando paliar.

Por ello, urgen al Gobierno de Asturias a que emprenda los cambios necesarios para la adopción de medidas por las pesquerías en la costa asturiana que permitan reducir la siniestralidad sufrida por los cetáceos. Estas son verificar la presencia de delfines cuando se estén realizando operaciones de pesca, no introducir las redes en el agua si hay delfines en las inmediaciones del barco, especialmente de noche y obligar a las embarcaciones a moverse a otra zona de pesca si no es posible evitar la muerte de cetáceos. «No se puede permitir que en Asturias dependamos de la buena voluntad de las personas y asociaciones que intentan paliar, desde la carencia de medios, este abandono institucional con sus obligaciones legales con la fauna salvaje», zanja Pontigo.

Tampoco se olvidan de aquellos que aparecen malheridos en las costa y podrían recuperarse y que, asegura Pontigo, en Asturias están condenados a una muerte segura. «A diferencia del muchas comunidades autónomas carecemos de unos centro de recuperación de fauna salvaje, tanto terrestre como marina, con instalaciones, equipamiento y personal suficiente a los que se puedan llevar estos animales para tratar de recuperarlos y devolverlos a la mar lo antes posible».

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: