Posteado por: Las noticias del océano | febrero 10, 2018

Los estudios sobre la aparición de cetáceos en las rías se presentan en un congreso en Italia (España)

Analizan la interacción de delfines con las bateas o el lenguaje que emplean

10 de Febrero de 2018 (Manuel Méndez). El Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI, por sus siglas en inglés) presenta en Italia sus trabajos científicos realizados a raíz de la observación de mamíferos marinos en las rías y la plataforma continental. El centro de investigación y formación asentado en O Grove que dirige Bruno Díaz López será uno de los protagonistas del 32 congreso de la Sociedad Europea para el Estudio de los Cetáceos (ECS) que se celebrará en La Spezia (Italia) entre el 6 y el 10 de abril.

Sostiene el propio Bruno Díaz que “el considerable número de trabajos científicos” a presentar por el BDRI “convertirán a Galicia en un referente internacional en el estudio de estos animales”.

Uno de los trabajos más destacados del BDRI, que realizó trabajos de investigación tanto en el Mediterráneo como ahora, en las rías gallegas y la costa atlántica, es el que habla de las dificultades de convivencia entre una especie tan amenazada como la marsopa común (Phocoena phocoena) y el delfín mular o de nariz de botella (Tursiops truncatus). La distribución de las primeras, conocidas en Galicia como toniñas, está condicionada por la presencia de los arroaces.

Asegura Bruno Díaz que “donde abundan los delfines no suelen aparecer las marsopas porque hay una clara competencia entre las dos especies y quien manda dentro de las rías son los arroaces”.

Otro de los trabajos importantes del centro de investigación es el referido a la interrelación entre los mamíferos marinos y la acuicultura, o lo que es lo mismo, entre los delfines y las bateas de cultivo de mejillón y ostra. El equipo de trabajo del BDRI insiste en que los delfines mulares interactúan con los viveros flotantes y estos se convierten en una especie de “despensa” que les facilita la adquisición de alimento.

También llevan muchos años estudiando la comunicación y el lenguaje de los arroaces, “para comparar su forma de comunicarse aquí con el ‘idioma’ empleado por los delfines en aguas italianas”.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: