Posteado por: Las noticias del océano | febrero 5, 2018

Vino del norte y anda por los Everglades. No es un turista, es George, el tiburón blanco (Estados Unidos)

Un dispositivo insertado en la aleta dorsal de George envía una señal satelital cada vez que el tiburón sale a la superficie. Cortesía de Ocearch Cortesía de Ocearch.

5 de Febrero de 2018 (Jenny Staletovich). George, un gran tiburón blanco que medía cerca de 10 pies de largo y pesaba más de 700 libras cuando se le colocó el dispositivo de rastreo hace un año frente a Nantucket, en Massachusetts, ahora visitó el Parque Nacional Everglades.

Aproximadamente a las 5 de la tarde del domingo, un rastreador satelital localizó al tiburón cuando salió a la superficie cerca de Highland Beach, en el parque Marjory Stoneman Douglas Wilderness Trail, de la costa suroeste. Es la segunda vez que el tiburón se acerca a la costa. Si bien el sistema de seguimiento puede ser impreciso, una tercera señal en la costa podría darnos una idea de si George se está convirtiendo en un turista habitual de la Florida.

“Veremos dónde aparece de nuevo, pero eso es genial”, dijo Bob Hueter, científico de Mote Marine Lab y asesor científico principal de Ocearch, la organización sin fines de lucro que ha estado rastreando a George.

George es uno de los cerca de 30 tiburones blancos que el grupo rastrea como parte de un proyecto para comprender mejor los hábitos de estos escualos popularizados —y algunos dirían que injustamente vilipendiados — por la película Tiburón. Ocearch comenzó a etiquetar tiburones blancos con rastreadores satelitales y finalmente espera rastrear 60 en la costa este de Estados Unidos y Canadá para mejorar los datos que anteriormente dependían en gran medida de la pesca recreativa y comercial.

En el último año y medio, George ha aparecido por toda la costa este. Fue rastreado cerca del borde de la plataforma continental en el Golfo de México, al oeste de Cayo Hueso, a principios de enero. El invierno pasado salió a la superficie tres veces frente a la costa en el noreste de Florida después de nadar hacia el sur a lo largo de la costa, cubriendo más de 4,500 millas.

Es probable que George también sea mucho más grande ahora y que pese cerca de 1,000 libras, dijo Hueter.

Mientras que los tiburones pueden vivir en el agua fría, algunos nadan hacia el sur durante el otoño, dijo Hueter. Los investigadores todavía están tratando de entender por qué, pero podrían estar siguiendo la comida o dirigiéndose hacia aguas más cálidas. Los machos y las hembras también se comportan de manera muy diferente. Las hembras tienden a pasar el tiempo nadando en el Atlántico este, al este de las Bermudas, durante los embarazos que pueden durar hasta 18 meses. Los machos tienden a seguir la línea de la costa.

Rastrear esos animales también tiene sus complicaciones. Para que los satélites los localicen, necesitan salir a la superficie, y eso varía en cada caso, dijo.

“A algunos les gusta pasar más tiempo en la superficie”, dijo Hueter. “No parecen seguir ningún patrón de edad o sexo”.

Frente a las costas de Estados Unidos, Hueter dijo que los tiburones se alimentan de mamíferos marinos, incluidas ballenas y focas, lo que podría explicar la gran cantidad de ellos que se ven en Cape Cod, Massachusetts. Las ballenas que paren frente a las aguas de la Florida y en el Golfo también podrían atraer a los tiburones hacia el sur, dijo. Los tiburones blancos a menudo se pueden encontrar alimentándose de cadáveres de ballenas barbadas, porque tienen una grasa más gruesa que las ballenas dentadas.

Y aunque Tiburón los describió como malvados devoradores de hombres, los tiburones blancos —y los tiburones en general — pocas veces atacan a los humanos.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: