Posteado por: Las noticias del océano | enero 24, 2018

Expertos detectan débiles sonidos en el mar : lo que rastrearon no se había visto en 10 años (Pacífico norte)

24 de Enero de 2018. Una especie considerada en peligro crítico, las ballenas francas son tan raras que siempre ha sido un desafío para los investigadores y científicos el encontrarlas. Pero el año pasado, los científicos detectaron a dos de ellas por primera vez en una década.

Dos ballenas francas (Ndlr Sibylline : ballena franca del norte (Eubalaena japónica)) fueron descubiertas y fotografiadas en el mar de Bering, y a una de ellas se le pudo practicar una biopsia tomada por un barco de investigación, según la oficina de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La ballena franca a la que se le hizo la biopsia había sido avistada en ocho ocasiones, dijo Phillip Clapham, jefe del programa de cetáceos del Centro de Ciencias Pesqueras de Alaska de NOAA en Seattle. “Una biopsia puede identificar al animal y su género; también puede revelar si el animal está preñado, así como identificar sus hormonas reproductivas y su dieta”, dijo.

Mientras que la bióloga investigadora del NOAA Jessica Crance estaba a bordo del Yushin Maru 2 (Ndlr Sibylline : es decir el ballenero que mata a miles de ballenas en la Antartida y en el Pacífico o como la NOAA permite dar importancia a los destructores de biodiversidad ; eso se llama oportunismo !), vio a las dos ballenas francas. Utilizando una grabadora acústica, Crance distinguió los débiles sonidos de una ballena franca de entre los sonidos de morsas y orcas en el este de Bristol Bay, Alaska

Los sonidos fueron detectados aproximadamente a poco más de 5 kms. de distancia. El equipo de Crance pasó cuatro horas y media dirigiéndose en dirección oeste para rastrear a las ballenas. Las dos ballenas francas pertenecen al grupo de las entre 30 y 50 ballenas de oriente.

“Un barco ballenero francés registró la primer cacería de ballenas francas en 1835 y reportó haber visto ‘millones’ de ellas. Esa afirmación fue exagerada, pero atrajo a cientos de otros balleneros al Golfo de Alaska y al mar de Bering”, dijo Clapham, según informó The Associated Press (Ndlr Sibylline : noticia del 11 de Agosto de 2017). “En 14 años, la sobreexplotación de éstos animales lentos y magníficos hizo que muchos balleneros se desplazaran del Estrecho de Bering a cazar ballenas de Groenlandia en su lugar”.

Y en la década de 1960, los balleneros soviéticos mataron ilegalmente a las ballenas francas del este del Golfo de Alaska, a pesar de que la especie estaba en peligro crítico.

El desafío en encontrar ballenas Francas en el Pacífico Norte radica en encontrar su hábitat en el Golfo de Alaska y el mar de Berig.

“No sabemos qué hábitats continúan siendo importantes para la especie”, dijo Clapham.

“Las mayores amenazas para los animales son que quedan atrapadas en las redes de pesca y los impactos de los barcos”, agregó.

Las ballenas francas pueden crecer hasta 18 metros de largo y pesar 100 toneladas. Son mucho más grandes que otras especies costeras pero más pequeñas que las azules. Con orificios de ventilación en forma de V y una piel gris oscura o negra, su característica más distintiva son las manchas blancas en la  la cabeza, causadas por los parásitos de las ballenas.

Ndlr Sibylline : los correos para dejar vuestra opinion (en su idioma, no problemas) sobre la colaboración entre la NOAA y los destructores japoneses de ballenas :

Dr. Douglas DeMaster (Science & Research Director, Alaska Region, https://www.afsc.noaa.gov/staff/DeMaster.htm) : Douglas.Demaster@noaa.gov

Dr Jessica Crance (research biologist) Jessica.Crance@noaa.gov

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: