Posteado por: Las noticias del océano | marzo 25, 2015

El Cemma halla otra mandíbula de ballena en la bahía del Porto de Bares (Galicia, España)

Foto CEMMA

Foto CEMMA

25 de Marzo de 2015 (Ana F. Cuba). Cada inmersión en la bahía del Porto de Bares depara un nuevo descubrimiento. El último hallazgo corresponde a una mandíbula derecha de ballena, de 4,2 metros y unos 200 kilos. La Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) promovió una jornada de búsqueda de restos óseos de cetáceos, el sábado, en la que participaron 11 buzos. Al grupo del Cemma se sumaron integrantes de la Estación de Bioloxía Mariña de A Graña (de la Universidade de Santiago de Compostela), de Adega y del Centro de Actividades Subacuáticas (CAS) Costa de Lugo.

«Quixemos repetir a experiencia da outra vez (junio de 2014), pero foi máis complicado pola sedimentación e pola area en suspensión, había menos visibilidade, pero tivemos sorte», señala Jose Cedeira, biólogo y presidente del Cemma. La pieza localizada se ha trasladado a las instalaciones de la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), en Ferrol. «A sección de mamíferos mariños fíxose cargo da mandíbula, unha vez que a levamos a terra, e alí é onde lle van facer o tratamento», indica Cedeira. Consiste en endulzar, para eliminar los restos de sal, y secar el hueso (a oscuras), para evitar así que se degrade. También se tomarán muestras para su posterior análisis. Igual que ocurrió en la anterior pieza extraída en Bares, podría tratarse de la mandíbula de una ballena vasca, de la etapa de caza antigua (entre los siglos XIII y XVIII) en el puerto mañonés. Como recordaba entonces el responsable del Cemma, «na Idade Media machacaban pouco as pezas, tiraban os ósos ao mar con toda a súa grasa e non sufrían moitas alteracións». Cedeira agradece el trabajo de todos los buzos que participaron en esta inmersión.

Análisis de unas 500 muestras de huesos de cetáceos hallados en Galicia

El proyecto Galicia no lombo das baleas II, desarrollado por el Cemma con financiación del Grupo de Acción Costeira Ría de Vigo-A Guarda, ya ha finalizado. De hecho, la inmersión del sábado no forma parte de esta campaña. «Pero continuamos con esta mesma liña de traballo. Partiamos de cero e moita xente nos anima a seguir, pero precísase financiación», remarca Cedeira.

El proyecto consistía en el estudio de la historia de la caza de ballenas, empezando por recabar documentación (escritos, fotografías, etcétera). Una de las iniciativas «máis novedosas» ha sido la creación de un banco de muestras (biológicas) históricas (de huesos de ballenas y dientes de cachalote). El 40 % de las 500 muestras recabadas corresponden a ejemplares de ballena común y cachalote, propias de la caza moderna (desde los años 20 del siglo XX); y el resto, «teoricamente», a ballena vasca (de la etapa de caza antigua). Queda pendiente el análisis de ADN de buena parte de este material.

Source


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: