Posteado por: Las noticias del océano | febrero 3, 2015

Rescatan a ballena enmallada en Los Cabos (México)

Grupo formado por personal de diferentes instituciones federales rescataron a una ballena que se había quedado enmallada en las costas de Los Cabos

Grupo formado por personal de diferentes instituciones federales rescataron a una ballena que se había quedado enmallada en las costas de Los Cabos

2 de Febrero de 2015 (Armando Figaredo). LOS CABOS, México – En menos de tres semanas en este inicio de 2015, ya son tres los enmallamientos de ballenas jorobadas en las costas de Los Cabos. Este último en circunstancias nunca vistas. Esta es la historia.

Como ocurriera en los recientes enmallamientos, al detectarse a la ballena de inmediato acudió el equipo RABEN para el rescate de ballenas con elementos de la PROFEPA, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y Marina Armada de México junto con los expertos.

“La ballena totalmente venía enredada, no podía sumergirse porque traía demasiadas redes y medían como unos 150, 180 metros de largo. Traía muy enredadas sus aletas y parte de la cola”, dijo el marinero Ernesto Arroyo.

Se trataba de una ballena jorobada adulta, de unos 13 metros de largo, localizada a unos 4 kilómetros de la costa de San José del Cabo. Cuando el equipo llegó no se imaginaron encontrar a un tiburón toro y otras especies también enredados con la ballena.

“Y algo que nos sorprendió aquí esta vez. También traía un tiburón bastante considerable, traía aproximadamente alrededor entre 70 y 75 kilos. Una mantarraya y también venía otro tipo de peces”, dijo el capitán José Calvario.

“Todo fue impactante pero la ballena estaba muy cubierta en la parte de su cara, su boca, sus aletas, estaba toda envuelta, un 100%”, comentó Ricardo García.

Sin perder un instante lanzaron líneas con un gancho de agarre al final para luego cortar las redes con las navajas voladoras y así removerlas desde la embarcación.

“Lo más triste de este caso, en la parte de arriba donde están sus espiráculos, sus fosas nasales estaban prácticamente cubiertas con dos botes de plástico, entonces cuando respiraba se le dificultaba un poco”, externó el capitán José Calvario.

Después de cinco horas fue posible devolverle la libertad a la ballena.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: