Posteado por: Las noticias del océano | enero 15, 2015

Ataque a ballena en costa haitiana fue ‘de oportunidad’

ballena-arponeada-Haiti15 de Enero de 2015. SANTO DOMINGO.- El incidente ocurrido la semana pasada en el que un grupo de pescadores haitianos atacó con arpones una ballena jorobada en la bahía de Fort-Liberté, al noreste de Haití y próximo a la bahía de Manzanillo, en el noroeste dominicano, es un caso de cacería “de oportunidad” y no un acto relacionado a la práctica de caza de ballenas jorobadas como tal.

La explicación la ofreció Peter Sánchez, biólogo marino experto en ballenas, y administrador, hasta el pasado mes de noviembre, del Santuario de Mamíferos Marinos del Banco de la Plata, Banco de la Navidad y Bahía de Samaná.

Sánchez señala que cuando fue avistada por primera vez, en las aguas de la bahía de Manzanillo, la ballena ya estaba muy enferma.

“Esa cacería se puede considerar ‘oportunística’. De estar completamente en salud, las personas que se lanzaron a su caza no hubieran tenido oportunidad de controlar a un animal de tal tamaño y mucho menos con esas herramientas artesanales”, dice.

Sin embargo, Sánchez sostiene que anteriormente habían recibido reportes de caza de cetáceos en Haití, en la zona de la isla de Gonâve, también considerados ‘de oportunidad’ y de animales pequeños como ballenas piloto.

El cetáceo enfermo atacado por los pescadores murió el pasado martes en aguas de la bahía de Caracol, varios kilómetros al oeste de Fort-Liberté y, según advierte Sánchez, comer su carne podría ser sumamente peligroso.

Reacción del Ministerio

Este miércoles, durante el lanzamiento de la temporada de observación de ballenas jorobadas 2015, el ministro de Medio Ambiente calificó el suceso en la costa haitiana como desproporcionado y alertó sobre la necesidad de que exista una protección internacional más amplia para esta especie. “No podemos justificar, ni siquiera darle un calificativo a este tipo de acción. Es una acción totalmente desproporcionada”, dijo Bautista Rojas Gómez.

Agregó que de la misma manera que República Dominicana no acepta la caza de ballenas por parte de los japoneses, tampoco la aceptará por parte del hermano pueblo de Haití.

Aunque el Ministerio no ha hecho contacto con las autoridades haitianas para tratar el incidente, Rojas Gómez instó a las autoridades turísticas de Haití a que aprovechen -así como lo hace RD- la visita de las ballenas jorobadas a sus aguas para sacarle provecho como turismo de avistamiento. En Samaná, en tanto, el tema de la ballena enferma y atacada no ha causado ningún impacto.

Kim Beddall, pionera en las excursiones de observación, en conversación con LD aseguró que lo sucedido no afecta el turismo de ballenas y que los barcos están listos para salir hoy al encuentro de las Megaptera novaeangliae que cada año llegan a estas cálidas aguas para reproducirse y aparearse.

“Hay mucho entusiasmo y movimiento. La ciudad se está llenando de gente y mañana (hoy jueves) mismo comenzamos a salir al mar, que ya está muy tranquilo luego de varias se semanas un poco picado”, expresó Kim.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: