Posteado por: Las noticias del océano | noviembre 10, 2014

“Delfines” robot brindan pistas sobre deshielo antártico

antartida-robot-delfin10 de Noviembre de 2014 (Alister Doyle). Robots del tamaño de delfines están dando pistas sobre el deshielo de la Antártida, en una señal de cómo la tecnología está revolucionando la recolección de datos en las remotas regiones polares, dijeron científicos el lunes.

   Un estudio internacional encabezado por el Instituto de Tecnología de California utilizó tres “planeadores” amarillos, de unos dos metros de largo y con un costo de 240.000 dólares cada uno, para medir la temperatura y la salinidad en las profundidades del mar de Weddell, mar adentro de la Antártida.

   Las medidas mostraron cómo extensos remolinos llevan calor a las aguas menos profundas alrededor de la Antártida, lo que genera que el hielo de la costa se derrita.

   Las conclusiones, publicadas en Nature Geoscience, respaldan las teorías de que el calor se desplaza hacia el sur y establece puntos de referencia para rastrear el cambio climático. Los científicos del panel de clima de la ONU dicen que tanto Groenlandia como la Antártida están perdiendo masa, lo que eleva el nivel del mar.

   “Se está produciendo una revolución en la información de la Antártida”, dijo Karen Heywood, coautora del estudio de la Universidad de East Anglia de Inglaterra, sobre cómo los robots a batería han aumentado la cantidad de datos recogidos y recortado costos.

   Uno de los tres planeadores se perdió, pero Heywood dijo que igualmente fue más barato que un viaje similar realizado en el 2007 que requirió un barco con un costo de 30.000 dólares por día, con muchas interrupciones, para recoger menos información.

   Los robots pueden dejarse en el agua con pequeños ajustes para que floten.

   “Los llamamos delfines mecánicos”, dijo Heywood a Reuters sobre los planeadores fabricados por la noruega Kongsberg . Los otros fabricantes son la estadounidense Teledyne Technologies y la francesa Alcen Group.

   Unos 3.600 “flotadores Argo” fueron colocados en todo el mundo desde el 2000 para ayudar a monitorear la temperatura y la salinidad del mar. En el aire, organizaciones como la NASA han usado aviones no tripulados para controlar el hielo.

   Katharina Nygaard, de la división submarina de Kongsberg, dijo que la demanda por planeadores “está creciendo en la investigación marina junto con un pequeño pero evidente interés de operadores de defensa y comerciales”.

   “Hemos pasado de prototipos al uso más regular de planeadores en el último año”, dijo Peter Haugan, profesor en la Universidad de Bergen en Noruega.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: