Posteado por: Las noticias del océano | octubre 30, 2014

Ambientalistas registraron más de 700 ballenas en Chubut, el número más alto de los últimos 40 años (Argentina)

Ambientalistas-registraron-mas-de-700-ballenas-en-Chubut30 de Octubre de 2014. El Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) registró 757 ejemplares en la chubutense Península Valdés, el número más alto de los últimos 44 años, cuando comenzó con sus avistajes aéreos como parte de un estudio de fotoidentificación que permite considerar variables de protección para estos mamíferos cetáceos, y lanzó una campaña de concientización protagonizada por actores. 

En dos vuelos realizados el 12 y 13 de septiembre “contamos 757 ballenas, lo que representa el número más alto jamás registrado por la organización durante los vuelos desde sus inicios en 1971”, dijo el biólogo Mariano Sironi, director científico del ICB.

El especialista detalló que “había más presencia de ballenas, en particular lejos de las costas y cerca del centro de los golfos y también hacia el norte de la península”. Y detalló que tomaron 7.200 fotografías que serán luego identificadas en laboratorio “para agregar nuevos registros” al catálogo de la entidad, “que contiene cerca de 3.000 ballenas conocidas”.

El ICB impulsa estrategias para proteger a las ballenas francas que “mueren cada año enredadas en sogas y redes, y por colisiones con grandes barcos”, detalló la organización.

Agregó que en Península Valdés estos cetáceos tienen menor número de crías que lo esperado en los años siguientes a temporadas de alimentación con baja abundancia de krill en las islas Georgias del Sur, cuando las temperaturas del agua son más altas de lo normal”.

El Instituto también informó que las gaviotas cocineras de Península Valdés han aprendido a alimentarse de la piel de las ballenas francas vivas, lo que hace que “éstas cambien su comportamiento a causa de los picotazos que les generan lesiones y provocan que aumente el tiempo que pasan en actividades que requieren mayor gasto de energía”.

Si bien las ballenas francas están protegidas de la cacería comercial desde 1935, países balleneros “como Japón, Noruega e Islandia continúan cazando otras especies, desafiando la prohibición bajo supuestos fines científicos. No hay argumento científico que pueda avalar estas matanzas en el siglo XXI”, enfatizó la ONG proteccionista.

Por eso, el ICB está realizando la campaña “Ola de Ballenas” para recaudar fondos destinados a su programa científico de monitoreo del estado y salud de estos animales y para promover acciones para su conservación y la de su hábitat. De la campaña, que puede verse en este link http://www.icb.org.ar/oladeballenas/ , participan actores argentinos que colaboran con el ICB.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: