Posteado por: Las noticias del océano | octubre 7, 2014

Países pretenden proteger sitio de crianza de tortugas y ballenas azules (Costa Rica)

Las tortugas baula que nacen en playa Grande, en Guanacaste, utilizan los remolinos costeros para llegar hasta el domo térmico, donde permanecen por 20 años, hasta volverse adultas. | ALONSO TENORIO / ARCHIVO

Las tortugas baula que nacen en playa Grande, en Guanacaste, utilizan los remolinos costeros para llegar hasta el domo térmico, donde permanecen por 20 años, hasta volverse adultas. | ALONSO TENORIO / ARCHIVO

7 de Octubre de 2014 (Michelle Soto M.). Área marina se llama domo térmico y se ubica a 300 km de Costa Rica.

Esta semana, los 194 países firmantes de la Convención de Diversidad Biológica (CDB) discutirán la propuesta respaldada por Costa Rica de declarar el domo térmico (en el Pacífico) como un Área marina de significancia ecológica y biológica (AIEB).

El domo térmico es un área marina favorecida por la circulación de corrientes y vientos, lo que la hace rica en nutrientes y por eso es aprovechada por ballenas azules y tortugas baula como sitio de crianza.

El domo térmico es uno de los temas a tratar en la duodécima reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica , la cual se extenderá hasta el 17 de octubre en la ciudad de Pyeongchang, en Corea del Sur.

“Esta zona ya fue identificada como un área crítica de importancia biológica. Eso fue aprobado por los países del área y el panel científico. Lo que falta es que la conferencia de las partes lo ratifique”, explicó Jorge Jiménez, director de la Fundación MarViva y uno de los promotores de la iniciativa.

Si se ratifica, el domo térmico pasaría a lo que se conoce como “depósito de sitios” de Naciones Unidas. Allí quedaría a la espera del proceso para formular un acuerdo de implementación para así manejar el área marina ubicada en altamar.

La propuesta del domo térmico es impulsada por organizaciones no gubernamentales como MarViva y Mission Blue, las cuales cuentan con el apoyo de Whale and Dolphin Conservation, Marine Conservation Institute y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Importancia ecológica. La dinámica de corrientes marinas y vientos propician que el domo térmico sea sitio idóneo de alimentación y crianza de especies.

Las ballenas azules (Balaenoptera musculus) viajan año con año desde Alaska (EE. UU.) hasta esta zona del trópico, que se ubica a 300 kilómetros de la costa tica. Allí se alimentan, se reproducen y crían sus ballenatos.

En el caso de las tortugas baula (Dermochelys coriacea), estas permanecen cerca de 20 años en el domo, donde se alimentan y maduran hasta estar listas para iniciar su migración.

La declaratoria como AIEB implicaría un compromiso internacional para proteger el domo térmico, plantear un ordenamiento ante el alto tránsito marítimo de buques que se aprestan a cruzar por el Canal de Panamá y ejercer un uso sostenible de sus recursos pesqueros.

Esto porque el 70% del domo se encuentra en aguas internacionales, por lo que carece de un sistema de gobernanza, y el otro 30% está en aguas jurisdiccionales de Costa Rica, El Salvador y Nicaragua.

A eso se suma una dificultad más para su conservación. El domo térmico es un área dinámica que varía a lo largo del año.

“El domo se va moviendo y va creciendo. En ciertas épocas del año, incluso trasciende las 200 millas náuticas de mar territorial de los países centroamericanos”, comentó Jiménez.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: