Posteado por: Las noticias del océano | julio 28, 2014

La ballena que varó en 2011 tiene gran valor (Bahía Blanca, Argentina)

En el caso de la ballena jorobada, en Baterías, no hubo evidencias externas de la causa de su muerte. Se tomaron varias muestras.

En el caso de la ballena jorobada, en Baterías, no hubo evidencias externas de la causa de su muerte. Se tomaron varias muestras.

Lunes 28 de Julio de 2014 (Claudio Falzoni). A tres años del hallazgo en Baterías, el tema adquiere relevancia científica. FRAAM dijo que son pocos los casos de las jorobadas que llegan a esta zona costera.

La ballena joroba o yubarta, de 12 metros de largo, que fue hallada varada, el 22 de julio de 2011, en la costa de la playa Baterías a la altura de Punta Tejada, reviste importancia para registrar, obtener datos y materiales de investigación valiosos para aumentar la comprensión de las causas y consecuencias de los varamientos de la Megaptera novaeangliae, en nuestro pais.

La bióloga Victoria Massola, quien preside la Fundación para la Recepción y Asistencia de los Animales Marinos, recordó a la Nueva. que fue hallada por un pescador artesanal oriundo de Pehuen Co. “Se coordinó de inmediato un operativo con el grupo de rescatistas integrado por guardaparques, el personal de las Reservas Naturales Provinciales, bomberos y buzos tácticos. Fue escoltado por oficiales de la Policía Naval Argentina y de Infantería de Marina. El grupo halló al animal bajo un estado de estrés generalizado. No se pudo realizar el salvamento dado que estaba oscureniendo y la marea estaba subiendo. La tarea se realizó al día siguiente, pero el animal se encontró muerto”, dijo.

Massola expesó a “La Nueva.” que de inmediato se recolectó la mayor información posible de esta especie de cetáceo que constituye el primer ejemplar hallado completo en las costas del sudoeste bonaerense. “Se tomaron las medidas corporales de la ballena y muestras de la piel y grasa. Y se recolectaron los epibionetes adheridos al cuerpo del animal. Y no se encontraron evidencias externas de la causa de muerte”, expresó.

La zoóloga Sabrina Angeletti, quien integra el equipo de profesionales de la citada Fundación, expresó que los epibiontes que se recolectaron del ejemplar correspondieron a los crustáceos cirripedios. “Se identificaron las especies Coronula diadema y Conchoderma auritum. El género coronula utiliza a la ballena como sustrato para asentarse y alimentarse del plancton y la conchoderma no puede fijarse directamente sobre la piel de la ballena; necesita una superficie dura y por eso lo hace sobre la coronula. Este suceso se denomina hiperparasitismo”, manifestó.

Incidencia ocasional.

Massola dijo que la ballena jorobada o yubarta es una especie de cetáceo misticeto, de la familia Balaenopteridae, que realiza migraciones anuales entre sus áreas de alimentación en altas latitudes durante el verano y se desplaza hacia las áreas de reproducción en las regiones subtropicales y tropicales en el invierno. “Por ello, las ballenas jorobadas tienen una rara y ocasional incidencia en las aguas costeras de Uruguay y la Argentina”, expresó.

“Consideramos que la ballena encontrada se desvió de su ruta migratoria rumbo al norte de Brasil, quizás camino a su primera reproducción. Si bien no se conocen los motivos de la muerte de este ejemplar, ninguna de estas teorías ha sido probada y muchos de los factores pueden jugar un rol determinante en las causas de los varamientos. Y es posible que las razones sean multifactoriales”, comentó.

La titular de la Fundación FRAAM dijo que son muy pocos los registros de ballenas jorobadas que provienen del mar argentino. “Por ello, casos como éste son importantes”, dijo.

Comentó que en agosto de del 2000 una ballena minke antártica varó en la costa rosaleña, murió y se recuperó su esqueleto que se exhibe en el Museo Carlos Darwin.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: