Posteado por: Las noticias del océano | mayo 28, 2014

Tres cetáceos mueren en la riosellana playa de Vega en los últimos quince días (Asturias, España)

Calderón común, el lunes, en la playa de Vega. :: ABEL (GUEYU MAR)

Calderón común, el lunes, en la playa de Vega. :: ABEL (GUEYU MAR)

28 de Mayo de 2014 (JUAN GARCÍA). El calderón común aparecido muerto en la playa de Vega el pasado lunes es el tercer cetáceo que queda varado en este arenal riosellano a lo largo de los últimos quince días. Según desveló el presidente del Cepesma, Luis Laria de la Maza, en ese corto período de tiempo también se han localizado los cuerpos de dos delfines. «Un delfín listado en estado óptimo de conservación que llevaba muerto dos o tres días y otro al que le faltaba la cabeza y tenía amputada la aleta caudal causa de una captura accidental», afirmó el naturalista. Y es que la pesca profesional tiene una clara interferencia en la muerte de los cetáceos. «La interacción humana es necesaria para la explotación de los recursos pesqueros, pero en algunas ocasiones hay ejemplares que no son susceptibles del interés comercial, como los cetáceos, que pueden morir en sus aparejos», señaló.

Por su parte, el calderón localizado el lunes llevaba más de veinte días muerto. De hecho es el mismo ejemplar que apareció la semana pasada en un acantilado cercano a la playa de Merón, en el concejo de Villaviciosa. «Nosotros no pudimos acceder a él por las condiciones de la zona en la que se encontraba, pero se ve que la mar lo sacó y los depositó en la playa de Vega», aseguró Laria. Se trata de un ejemplar macho que tenía un cabo de color verde enrollado en su cuerpo en la zona peritoneal y obturada una de las aletas pectorales, «una rareza causada probablemente en el momento en el que el cuerpo fue liberado del aparejo», afirmó Luis Laria. El animal medía alrededor de 3,80 metros. Es decir, puede tratarse de un calderón en fase de crecimiento, de entre diez y doce años de edad. Este tipo de cetáceos suelen alcanzar los cinco metros de longitud y superar las dos toneladas de peso.

Se trata de una especie muy habitual en las aguas asturianas y sobre todo en la vertical de la costa riosellana, donde se sitúan caladeros importantes como el de Los Pozos. Sin embargo, su procedencia podría ser otra. En Asturias hay dos grupos de calderones estabilizados en la zona central, frente a Cabo Peñas, en el Cañón de Avilés y frente a la desembocadura del río Nalón. «Seguro que ésa es su procedencia, donde es posible que haya muerto. Luego las corrientes lo han arrastrado hasta la playa de Vega», añadió el presidente del Cepesma. Laria anunció que estará el próximo viernes en Cangas de Onís hablando sobre las focas en Asturias. Será a las ocho de la tarde en la Casa de Cultura de la ciudad.

Ndlr Sibylline : Otras fotos del animal : claramente eso no es una captura accidental, el calderon tiene un agujero en la aleta !!!

14 de Mayo de 2014. ÓLuis Laria

14 de Mayo de 2014. Foto Luis Laria

calderon-agujero-aleta-2

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: