Posteado por: Las noticias del océano | mayo 4, 2014

Localizan el primer ejemplar de ballena enana en aguas valencianas (España)

Personal de la Universitat de València analizan el cetáceo en Santa Pola. :: UNIVERSITAT DE VALÉNCIA

Personal de la Universitat de València analizan el cetáceo en Santa Pola. :: UNIVERSITAT DE VALÉNCIA

La cría, de tres metros, llegó sin vida hace cinco días a la playa de Santa Pola y expertos de la UV y Medio Ambiente investigan su muerte

4 de Mayo de 2014 (J. A. MARRAHÍ). Un ejemplar muerto de ballena enana apareció el lunes por la tarde en la playa de Santa Pola. Según expertos de la Universitat de València (UV) es la primera vez que se detecta esta especie en aguas de la Comunitat Valenciana. Hasta la fecha, sólo había habido contados varamientos en el Mediterráneo en Andalucía, Israel, Francia e Italia, puesto que se trata de un animal que se mueve, principalmente, por el océano Atlántico.

La ballena, un rorcual aliblanco, es la más pequeña y rápida de los grandes cetáceos. Fue localizada el lunes por la tarde por personas que se encontraban en esta zona del litoral alicantino. Tras el hallazgo del animal, se dio aviso a agentes del SEPRONA de la Guardia Civil, expertos de la Conselleria de Medio Ambiente e investigadores de la Universitat de València.

Los científicos comprobaron que medía tres metros de longitud y que se hallaba en un «estado intermedio de descomposición», como describió Natalia Fraija, estudiante doctorado y miembro de la Unidad de Zoología Marina del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva. Aunque no se ha determinado de manera inequívoca la edad de la cría, Fraija sí confirmó que «posiblemente sea recién nacida», a juzgar por su tamaño. Pese a denominarse ballena enana, los ejemplares adultos pueden llegar los casi diez metros de longitud.

Después del descubrimiento en la playa, los especialistas en zoología marina trasladaron la ballena a un vertedero cercano y allí la diseccionaron para extraer muestras cuyo análisis arrojará luz sobre las causas de la muerte. «Hemos sacado fragmentos de piel, grasa, músculo, riñón e hígado y ahora estamos pendientes de análisis de contaminantes, pruebas toxicológicas y de detección de posibles virus», expuso la investigadora.

Hallazgo «asombroso»

Juan Antonio Raga, catedrático de Zoología de la UV, destacó lo «asombroso e inusual» de la aparición de esta especie en la Comunitat. Cada año son localizadas unas cuatro ballenas en aguas valencianas, «pero suelen ser de rorcual común», el segundo tipo de ballena más grande del planeta, sólo superado por el rorcual azul.

Respecto a la presencia en el Mediterráneo de la ballena recuperada en aguas de Santa Pola, los científicos valencianos todavía no pueden aportar una explicación inequívoca. Sólo ha habido un varamiento anterior en España y fue en Andalucía. Ejemplares de ballena enana también han sido localizados en los últimos años en Francia, Italia e Israel, «pero todavía no existen datos para afirmar que se esté formando una colonia de esta especie en aguas mediterráneas», aclara Fraija. «Es un hecho absolutamente inusual», sentenció.

El catedrático Raga apuntó la posibilidad de que la madre de la cría llegara desde el océano Atlántico a través del Estrecho de Gibraltar, «bien al perderse o arrastrada por corrientes de entrada en el Mediterráneo». Es decir, no se descarta que el ejemplar recién nacido de Santa Pola fuera alumbrado relativamente cerca de la Comunitat y su madre todavía permanezca en esta zona del mar. El cráneo del animal va a ser conservado con fines educativos y de investigación. La red de varamientos está integrada por la UV, la Conselleria de Medio Ambiente y l’Oceanogràfic.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: