Posteado por: Las noticias del océano | marzo 13, 2014

Otra ballena muerta aparece en costas uruguayas

ballena-UruguayJueves, 13 de Marzo de 2014 (Leonardo Haberkorn). MONTEVIDEO, Uruguay — Por cuarta vez en lo que va de 2014, el cuerpo de una ballena muerta fue arrojado por el mar en las costas del Uruguay lo que un biólogo calificó como un hecho alarmante.

El último caso ocurrió el martes 11, cuando el cuerpo de una ballena de una especie todavía indeterminada, de unos seis metros de longitud, encalló en la playa Brava de Punta del Este.

“Cuatro ballenas muertas en dos meses es un índice que, si se sigue repitiendo, es alarmante”, dijo a la Associated Press el biólogo Rodrigo García, director de la Organización para la Conservación de Cetáceos, una ONG uruguaya que aboga por la defensa de estos mamíferos marinos.

Según García, su organización no registra antecedentes de apariciones de ballenas muertas en la costa con esta frecuencia. Además, remarcó que el cuerpo no tenía heridas, lo mismo que los tres casos anteriores.

El biólogo dijo que la aparición de ballenas muertas en la costa puede responder a una multiplicidad de causas y que es difícil determinar qué puede estar ocurriendo. “Pero algo está mal y el tema de la exploración sísmica en busca de hidrocarburos es el principal sospechoso. Pero no tenemos las pruebas como para afirmarlo”, señaló.

Según García, al momento de la aparición de la ballena cuatro buques realizaban tareas de exploración sísmica en busca de hidrocarburos en la costa uruguaya, de acuerdo a convenios con la petrolera estatal Ancap. Ese tipo de investigación supone la emisión de fuertes sonidos que pueden desorientar a las ballenas, afirmó el biólogo.

Sin embargo, Alberto Ponce de León, jefe del Departamento de Mamíferos Marinos de la oficial Dirección Nacional de Recursos Acuáticos de Uruguay, dijo a la Associated Press que la cifra de cuatro ballenas muertas varadas en dos meses y medio no está fuera de lo normal.

“Es una cifra normal, sobre todo luego de dos meses, como fueron enero y febrero, con muchos temporales con vientos fuertes del sur, que arrojan sobre la costa uruguaya una gran cantidad de desechos. Todo lo que muere lejos puede terminar en la costa del Uruguay cuando soplan esos vientos”, señaló.

Ponce de León dijo que todavía no pudo analizar el último caso, pero por ahora no ve una señal de alarma. “Por el momento diría que todo es normal”, manifestó.

El 12 de febrero una ballena de la familia rorcual encalló en el balneario Oceanía del Polonio, en costas del departamento de Rocha, limítrofe con Brasil.

El 30 de enero había encallado una ballena franca en la zona de Santa Teresa, en el mismo departamento.

El 11 de enero el cuerpo de un cachalote de 16,5 metros encalló en la playa de Carrasco, uno de los más tradicionales barrios residenciales de la capital Montevideo.

El animal, que no tenía heridas visibles, fue enterrado tras una compleja operación de remoción en un lugar marcado, para que los científicos puedan recuperar el esqueleto dentro de dos o tres años, dijo Ponce.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: