Posteado por: Las noticias del océano | marzo 8, 2014

Los avistamientos aéreos permiten contabilizar más de 1.600 cetáceos en 2013 (Valencia, España)

8 de Marzo de 2014 (EFE). Valencia – Las tres tandas de censos aéreos realizadas a lo largo del talud continental de la Comunitat Valenciana durante 2013 han permitido contabilizar un total de 1.617 cetáceos y tortugas, de los cuales más de 1.400 correspondían a ejemplares de delfín listado.

Técnicos de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y de la Universitat de València han recorrido 4.171 millas náuticas para realizar estos censos, en los que han realizado más de 150 avistamientos de ejemplares de estos animales marinos.

La mayor cantidad de avistamientos han sido de delfín listado, con 57 y 1.410 ejemplares contabilizados, con un número medio por grupo de casi quince delfines, han informado a EFE fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente.

Además, se han avistado 57 tortugas bobas, así como ejemplares de delfín mular (97 en 8 avistamientos), calderón gris (33 en 7 avistamientos), doce calderones negros, cuatro cachalotes, tres zifios de Cuvier y un rorcual común.

Los técnicos han realizado también durante 2013 cuatro censos en embarcación, cuyos datos han determinado que la especie más abundantes sigue siendo el delfín listado, seguida del calderón gris y el rorcual común. Por el contrario, no se ha avistado los habituales delfines mulares.

Gracias a los datos de distribución y tamaño de grupos obtenidos en las salidas estacionales en avioneta, se podrán ofrecer resultados robustos de distribución y abundancia, así como conocer si poblaciones como la del delfín listado, la más abundante, ha modificado su distribución.

Igualmente, estos datos permitirán comparar variaciones en los tamaños poblacionales de pequeños cetáceos y tortuga boba en las aguas del litoral de la Comunitat Valenciana en los últimos diez años.

Análisis preliminares parecen indicar que la población de delfín listado no se ha visto mermada después de la mortandad de 2007, mientras que, por el contrario, apuntan a una disminución clara en el número de tortugas bobas en los últimos años.

En 2013 se han registrado 37 varamientos de cetáceos en las costas de la Comunitat Valenciana, de los cuales el 65,64 % de los identificados corresponde a ejemplares de delfín listado, una cifra usual respecto a años anteriores, a excepción de los episodios de mortandades masivas.

A través de la red de varamientos, se han coordinado las llamadas recibidas a través del 112 y se ha derivado a los centros de recuperación la atención de los animales vivos y gestionado la recogida de información de los animales varados muertos y su transporte y necropsia en los que estaban en buen estado de conservación para su estudio.

Durante el año pasado han ingresado en las instalaciones del ARCA del Mar, dependiente de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente en el Oceanográfico, un total de 25 tortugas marinas, de las cuales dieciocho han sido recuperadas y devueltas al mar, cuatro se encuentran todavía en vías de recuperación, y tres murieron a causa de sus heridas o patologías.

El 88 % del total de tortugas admitidas en estos centros han sufrido consecuencias derivadas de la actividad humana, incluida la contaminación.

La pesca de arrastre es la causa que supone un mayor número de ingresos, e igualmente se confirma la importancia de otras artes de pesca como el trasmallo en la interacción con tortugas.

Además, según los expertos, el hecho de la continua presencia de “enfermedad descompresiva” en algunas de las tortugas procedentes de pesca accidental confirma su importancia como causa de enfermedad y muerte potencial en animales capturados accidentalmente.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: