Posteado por: Las noticias del océano | enero 15, 2014

El temporal en el mar provoca un incremento de la llegada de lobos marinos (Galicia, España)

Lobo marino recogido en 2008 en Valdoviño (AEP)

Lobo marino recogido en 2008 en Valdoviño (AEP)

15 de Enero de 2014. El mal estado del mar, las fuertes ráfagas de viento y el mar de fondo han producido un incremento de la presencia de lobos de mar (Ndlr Sibylline : llamados focas grises en otras partes) en las costas de Galicia y la recogida de varios de ellos heridos o muertos.

La Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA) ha informado de esta circunstancia y de la permanencia de dos de los ejemplares, bautizados como “Salseiro” y “Raciño”, en la unidad de cuidados intensivos de Ferrol, en el Museo de la Naturaleza de la Sociedade Galega de Historia Natural.

Los ejemplares de “Halichoerus grypus“, lobo de mar ceniciento, que están llegando a la costa gallega son juveniles en dispersión que nacieron en los meses de septiembre y octubre en las colonias de cría del norte de Europa, explica la CEMMA en un comunicado.

Una vez que se separan de sus madres, se distribuyen por todo el Atlántico, de manera que a Galicia llegan de las colonias de Irlanda o Gales.

La coordinadora recuerda que tienen capacidad para salir del mar a descansar, sin que se trate de una situación de emergencia, por lo que recuerda que son animales salvajes y agresivos y hacen una especial prevención sobre intentar tocarlos o que entren en contacto con perros.

Sin embargo, los estudiosos de estos mamíferos se refieren en su comunicado a tres casos de animales heridos que fueron recogidos, aunque uno de ellos falleció a causa de su extremada debilidad. Se trataba de una hembra de 11 kilos, detectada el pasado día 6 en la playa de Mar de Fora, en Fisterra, que llegó a ser trasladada a la unidad de cuidados intensivos, pero no sobrevivió.

Días antes, el 3 de enero, fue observada una cría que luchaba por sobrevivir en un tremendo oleaje, que lo golpeaba contra las rocas en Caión, Laracha. Pudo ser retirado y se comprobó que era un macho de tres meses y 15,5 kilos, que presentaba numerosas heridas en el cuerpo y una fuerte contusión lateral en la cabeza. Se encuentra en situación “delicada” y se llama “Salseiro”.

El día 8 fue en la playa de Razo, en Carballo, donde se divisó otro ejemplar “que rechaza volver al mar y está agotado”, y fue recuperado y trasladado a la unidad de cuidados intensivos en Nigrán.

Es también un macho, de 19 kilos y nombre “Raciño”, que sufre diversas heridas superficiales y cierta afección respiratoria y está también en situación “delicada”.

La CEMMA informó también de otros avistamientos de lobo en el mar en las costas de Cariño, Ribadeo, San Cibrán y A Coruña, que no precisaron ser recogidos.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: