Posteado por: Las noticias del océano | julio 10, 2013

Aparece muerto un delfín de cinco metros en la playa de El Puig (Valencia, España)

El equipo de biólogos hizo un primer examen del cadáver del animal en la orilla de la playa. :: IRENE MARSILLA

El equipo de biólogos hizo un primer examen del cadáver del animal en la orilla de la playa. :: IRENE MARSILLA

El animal, de una especie muy parecida a las ballenas, llevaba cuatro días en descomposición en el mar y fue avistado por un socorrista

10 de Julio de 2013 (MARÍA GONZÁLEZ). La playa de El Puig vio ayer rota su calma por la llegada de un animal muerto a la orilla. Aunque a primera vista no se supo identificar la especie, la posterior intervención de los biólogos reveló que el cuerpo pertenecía a un zifio, de la familia de los delfines (Ndlr Sibylline : ballenas), en avanzado estado de descomposición.

Alrededor de las 18 horas de la tarde, uno de los socorristas avisaba de que «una cosa negra flotaba a unos 300 metros de la orilla sin saber qué era», explicó el coordinador de salvamento de la playa de El Puig, Miguel Caballer, de la empresa Vadepsa. El equipo de salvamento, ayudado por la corriente del mar, consiguió arrastrarlo hasta la orilla para identificarlo, y el delfín llegó partido en dos. La Guardia Civil ya había acordonado entonces la zona y los bañistas y vecinos se agolpaban expectantes por el descubrimiento e impactados por el hedor que desprendía.

Los responsables de Salvamento también dieron aviso al Seprona, «que a su vez comunicó la noticia a l’ Oceanogràfic para que acudieran a tomar muestras e intentar esclarecer lo ocurrido».

Tras una observación inicial, los dos biólogos del Oceanogràfic y la Universitat de València pudieron identificar la especie, además de señalar que era una hembra joven, por el estado de sus huesos. La temperatura del cuerpo hace pensar que el animal llevaba muerto «tres o cuatro días», según estas fuentes. Esta situación «dificulta averiguar la causa de su muerte, debido al avanzado estado de descomposición», informó el veterinario del área de recuperación del Oceanográfico, José Luis Crespo. En principio, ésta podría haber sido provocada por las hélices o cuerdas de algún barco.

Una vez acabada la labor de los científicos, trabajadores del ayuntamiento procedieron a retirar el cuerpo, por lo que la playa de El Puig amanecerá hoy de nuevo completamente abierta al público. El cadáver, guardado en un contenedor durante la noche, ha sido ya trasladado para su quema.

El alcalde, José Miguel Tolosa, acudió a la zona y atendió los consejos de los biólogos, al ser su primera experiencia en este sentido. «No tenemos experiencia en estos sucesos», declaró Tolosa.

Este no es un caso aislado, pues ya van tres avistamientos de animales en las costas valencianas en pocos días. La semana pasada se capturó en la playa de Alboraya un tiburón moribundo que había sido visto días atrás. A principios del mes de julio una embarcación halló muerto a otro escualo en las aguas de Xàbia.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: