Posteado por: Las noticias del océano | mayo 15, 2013

Científicos descubren H1N1 en mamíferos marinos (California, Estados Unidos)

15 de Mayo de 2013 (Europa Press). Madrid – Científicos de la Universidad de California, Davis (Estados Unidos), detectaron el virus H1N1 en elefantes y focas marinas en libertad frente a la costa central de California, un año después del comienzo de la pandemia humana, según un estudio publicado este miércoles en la revista ‘Plos One’, lo que supone el primer informe de esta cepa de gripe en mamíferos marinos.

“Pensamos que podríamos encontrar virus de la gripe, que se han encontrado antes en los mamíferos marinos, pero no esperábamos encontrar H1N1 pandémico –afirmó el autor principal, Tracey Goldstein, profesor asociado del Instituto de Salud y Vida Silvestre del Centro de Salud de la Universidad de California, Davis–. Esto demuestra que los virus de la influenza se pueden mover entre las especies”.

Investigadores de UC Davis han estado estudiando los virus de la gripe en las aves y mamíferos silvestres desde 2007 como parte de un programa de vigilancia de los Centros de Excelencia en Investigación de la Influenza financiado por los Institutos Nacionales de Salud norteamericanos. El objetivo de esta investigación es comprender cómo surgen los virus y se mueven entre los animales y las personas.

Entre 2009 y 2011, el equipo de científicos analizó hisopos nasales de más de 900 mamíferos de diez especies diferentes de la costa del Pacífico, desde Alaska hasta California y detectaron la infección por H1N1 en dos focas  marinas y anticuerpos contra el virus en otros 28 adicionales, indicando una exposición más amplia. Ninguno de las focas marinas infectadas parece estar enfermas, lo que indica los mamíferos marinos pueden estar infectados sin mostrar signos clínicos de la enfermedad.

H1N1 se originó en los cerdos y apareció en seres humanos en 2009, difundiéndose por todo el mundo como una pandemia, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera ahora que la cepa H1N1 de 2009 está bajo control, comportándose como un virus estacional. “H1N1 estaba circulando en humanos en 2009 –dijo Goldstein–. Las focas en la tierra a principios de 2010 dieron negativo antes de ir al mar, pero cuando regresaron del mar en primavera de 2010 dieron positivo, por lo que la pregunta es ¿de dónde viene?”.

Cuando los elefantes marinos están en el mar, pasan la mayor parte de su tiempo alimentándose en el Océano Pacífico, al noreste de la plataforma continental, con un contacto directo con los seres humanos poco probable, según el informe.

Las focas habían sido etiquetadas y rastreadas por satélite, por lo que los investigadores sabían exactamente dónde habían estado y cuándo llegaron a la costa. La primera viajó desde California el 11 de febrero hasta el sureste de Alaska en busca de alimento fuera de la plataforma continental, volviendo a cerca de San Simeon, en California, el 24 de abril.

La segunda fue a Ano Nuevo State Reserve, en el condado de San Mateo, California, el 8 de febrero, viajando hacia el Pacífico noreste y regresando el 5 de mayo. Las infecciones en ambas se detectaron a los pocos días de su regreso a la tierra y, según el análisis, la exposición ocurrió probablemente antes de llegar a la tierra, ya sea en el mar o en el momento de entrar en el entorno cercano a la costa.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: