Posteado por: Las noticias del océano | marzo 22, 2013

¿ Importan las ballenas ? (Guatemala)

22 de Marzo de 2013 (RITA MARíA ROESCH). Hace algunas semanas los medios de prensa publicaron la noticia de la muerte de una ballena y su cría, de la especie cachalote pigmeo, en el Puerto de San José. Murieron a causa de los golpes producidos por una embarcación grande. La cría todavía estaba siendo amamantada por su madre. De acuerdo con los biólogos, entre las mayores amenazas que existen para estos cetáceos se encuentran las redes fantasmas, la colisión con embarcaciones grandes, la contaminación auditiva y la basura.

La colisión con embarcaciones es una de las principales causas de varamientos en Guatemala, ya que las rutas de migración de los cetáceos son las mismas que las rutas de navegación de las embarcaciones grandes, provocando que se lastimen y mueran en nuestras playas. Nuestras aguas cálidas del Pacífico, entre noviembre y abril, son zona de crianza y reproducción de las bellas e inteligentes ballenas.

Las ballenas cumplen una función primordial en el equilibrio del ecosistema marino. Son depredadoras del krill, un crustáceo diminuto, y de otros peces. Las heces de las ballenas fertilizan el mar, son claves para la descarga de nutrientes, ayudan a generar una mayor producción de plancton y vida marina. Las ballenas son parte de la frágil red que sostiene la vida del planeta.

¿Qué tendría que suceder para que las ballenas fueran importantes para nosotros los guatemaltecos? Esta pregunta va dirigida a nuestras autoridades, empresarios y a las miles de familias que visitarán las playas en este descanso de Semana Santa. En otros países, como en Chile, ese milagro ya está ocurriendo. Sergio Izquierdo, presidente de la Asociación de Biología Marina de Guatemala, me comentó que las autoridades marítimas chilenas solicitaron a las embarcaciones grandes, que navegan las aguas del sur de Chile, que tomaran medidas de seguridad como disminuir la velocidad y colocar un vigía para alertar la presencia de las ballenas azules y otras especies de cetáceos. ¿Por qué no hacemos algo similar en Guatemala?

Reflexión. Si somos indiferentes ante los altos niveles de criminalidad que vivimos a diario. Si ya no sentimos la muerte del otro, ¡qué puede importarnos la suerte de las ballenas! Escribo este artículo porque creo, como René Dubos, que debemos expandir nuestra conciencia para recobrar nuestro espíritu, para dejar fluir amor y ternura en nuestro corazón. Porque cuando no hay amor ya no importa la vida. Quizás eso es lo que nos está pasando. Nos estamos quedando sin conciencia, sin vida y podemos quedarnos sin país.

Hoy escribo para los chapines que quieran generar conciencia y retomar los valores que promuevan la vida y no la muerte. Nuestra golpeada sociedad se encuentra tan herida como la ballena que agonizó y tristemente murió, junto con su cría.

El martes 19, el papa Francisco asumió su pontificado. En su mensaje al mundo “instó a proteger el entorno natural en que vivimos”. A los sectores poderosos los invitó a no permitir que los “signos de destrucción y muerte guíen el mundo…”. Dijo que no le temamos a la bondad y a la ternura.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: