Posteado por: Las noticias del océano | enero 7, 2013

Proyecto de Monteverde no protege a las ballenas jorobadas, según informe (Ecuador)

La instalación del gasoducto que se unirá con el proyecto de almacenamiento de GLP generó protestas ciudadanas.

La instalación del gasoducto que se unirá con el proyecto de almacenamiento de GLP generó protestas ciudadanas.

Lunes, 7 de Enero de 2013. Quito – La Contraloría General del Estado concluyó que la construcción de la Terminal de Almacenamiento de GLP, a cargo de la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec), no contó con los estudios para proteger de impactos ambientales la fauna marina, incluidas las ballenas jorobadas, del sector de las costas de la península de Santa Elena.

En el informe sobre el examen especial al proyecto de almacenamiento de GLP, que incluye un gasoducto en Pascuales (Guayas), realizado entre el 29 de julio del 2008 y el 16 de septiembre del 2011, la Contraloría suma más argumentos en contra del polémico proyecto.

En los últimos días del 2012, los trabajos de instalación de la tubería del gasoducto generaron la protesta de habitantes de la vía a la costa, quienes también temen que haya consecuencias fatales si se produce una explosión por la línea del ducto.

Tras el examen especial, el órgano de control sostiene que la construcción del proyecto se inició sin contar con la licencia ambiental correspondiente, y que el estudio de impacto ambiental no contempló todas las actividades de construcción ni la fauna presente.

El documento menciona que en el estudio de impacto ambiental “no se identifica, dentro de la línea base, la presencia entre mayo y noviembre de ballenas jorobadas en la zona de Monteverde, ni predice los posibles impactos que pueden generarse a esta especie por la presencia de buques de 300 metros de eslora y 15 metros de calado, remolcadores y alijadores en la temporada de tránsito de los cetáceos”.

Las ballenas jorobadas, que cada año llegan frente a las costas de Santa Elena para luego aparearse en el sector de Puerto López (Manabí), son una especie protegida por convenciones internacionales.

En la Constitución, el Estado ha declarado de interés público la defensa del medioambiente. Y se ha comprometido a no ejecutar actividades que generen la extinción de especies. Pero, según la Contraloría, en este caso las autoridades de Flopec inobservaron la normativa.

Adicionalmente, señala que se iniciaron movimientos de tierra 92 días antes de que se contara con el permiso ambiental. Es que el gerente de Flopec suscribió el 15 de octubre del 2009 el contrato para “Movimiento de Tierras, Protección de Taludes y Vías Interiores y Cimentaciones de Tanques y Esferas” y los trabajos se iniciaron el 21 de octubre del 2009.

Pero el Ministerio del Ambiente recién otorgó la licencia el 21 de enero del 2010. La Ley de Gestión Ambiental señala que para el inicio de toda actividad que suponga riesgo ambiental se deberá contar con la licencia respectiva.

Otra violación en el tema ambiental la cometió la contratista Equitransa, que no presentó los estudios de impacto ambiental antes de la obtención de la licencia ambiental ni la concesión de las minas de material.

El informe también establece que el jefe de la Unidad Ejecutora Monteverde inobservó los artículos 75 y 81 del Reglamento a la Ley de Gestión Ambiental para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental al no remitir la información derivada del monitoreo al Ministerio del Ambiente.

El examen de la Contraloría se deriva de una denuncia presentada en el 2008 por el dirigente petrolero Fernando Villavicencio y la Federación de Trabajadores Petroleros.

El 12 de diciembre pasado, la Fiscalía declaró la caducidad del nombramiento de Hugo Loza, quien realizaba un peritaje a Flopec dentro de la indagación previa iniciada para determinar responsabilidades en la construcción de la terminal de almacenamiento de gas en Monteverde, el gasoducto, la planta en Chorrillos y supuestos perjuicios en la provisión de GLP por parte de Trafigura.

Villavicencio lamentó que pese a establecer graves irregularidades, la Contraloría no señale responsabilidades civiles, administrativas o penales en contra de los responsables.

Contratos

Hasta el 16 de septiembre del 2011, de los seis contratos analizados por la Contraloría, tres se encuentran terminados y tres están en ejecución. En cinco de los seis contratos citados se han otorgado ampliaciones de plazo. Encontró también irregularidades en la entrega inoportuna de planillas.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: