Posteado por: Las noticias del océano | noviembre 4, 2012

Muerte masiva de 100 ballenas y delfines en Tasmania conmueve a rescatistas (Australia)

Delfines encallados en New Year Island. (Cortesía de Margaret Barnes)

Voluntarios intentan salvar la última ballena sobreviviente

Dom, 4 Nov 2012 (Anastasia Gubin). En el grupo de islas de New Year de Tasmania, incluyendo la isla King se está registrando una muerte masiva de cerca 100 ballenas y delfines desde el viernes. Pobladores voluntarios, biólogos y ambientalistas se unieron en un desesperado esfuerzo para salvar a los últimos sobrevivientes.

El grupo de islas se encuentra al noroeste de Tasmania, y al sureste de Australia, en el estrecho de Bas. Son áreas importantes para la cría de animales marinos.

La tragedia comenzó después que fueron encontrados 13 delfines varados en la Bahía Quarantine de la isla King, el día viernes.

Ocho delfines que aún se encontraban con vida fueron salvados y devueltos al mar, informó la representante de la Vida Silvestre en Isla King, Shelley Davison, según The Mercury.

Davison explicó además que para su horror, al día siguiente un residente encontró otras 67 ballenas piloto y 20 delfines varados en la Isla de Año Nuevo. Cuando esta persona llegó se encontró con numerosas ballenas, incluyendo bebés, todos muertos.

Margaret Barnes, una de las personas que participó con los voluntarios para su rescate, describió el escenario. “Las ballenas estaban gritando por sus crías que estaban muertas, todo estaba muy mal”.

El personal de parque llegó con dos barcos cargados de personas para intentaban rescatarlos. Solo se salvaron seis delfines, mientras que cuatro ballenas murieron mientras las estaban rescatando, agregó Davison.

Ambas islas forman parte del grupo Islas New Year y la bióloga cree que estos vararon al mismo instante que los delfines de la Bahía Quarantine, hace un par de noches.

Tras recuperar con vida algunos, dijo, “es muy emocionante”, y agregó que “hemos tenido un resultado bastante bueno, con los que estaban con vida”, cita el medio The Tribune.

En tanto que la bióloga marina Rachel Alderman, comunicó que uno de los delfines que habían salvado volvió a varar y murió, y ahora el grupo intenta salvar a una ballena.

“Tenemos el animal fresco y húmedo, está llegando más gente para tratar de moverlo al agua”, dijo.

“Hemos tenido un éxito muy gratificante, dadas las circunstancias. No es para nada raro que algunas [ballenas y delfines] vuelvan a encallar después de pasar por esta experiencia traumática, tanto física como psicológica”.

En 2009 Tasmania se registró otra de estas tragedias en que los animales perdieron su orientación. Unas 200 ballenas y delfines quedaron varadas en las arenas de la isla King.

Fuente


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: