Posteado por: Las noticias del océano | diciembre 10, 2011

Encallamiento en masa de zifios de Cuvier : ¿ un origen antrópico ? Continuación (Grecia, Italia)

10 de Diciembre de 2011. El 6 de diciembre, nuevamente tres ballenas picudas de Cuvier encallaron sobre la Costa Oeste de Corfou, dos de ellas murieron sobre la misma playa, la tercera a 9,3 km más en el norte. El 7 de diciembre, otros dos cadáveres fueron descubiertos en otra playa y el estado de descomposición de los animales permitió situar la muerte en los alrededores de la de los animales encontrados vivos el pasado 30 de noviembre.

La Guardia Costera italiana confirmó el desarrollo de la operación militar MARE APERTO/ AMPHEX 2011 durante el encalladero masivo. Ejercicio que implicó dos submarinos y se ejecutó en el Golfo de Taranto de la Costa Jónica de Calabria en el punto más al este 37 ° 28 ‘ N, 17 ° 60 ‘ E.

El Profesor Antonio Fernández (Facultad veterinaria – Universidad de Las Palmas de Gran Canaria) hizo posible la autopsia de dos ballenas varadas en Corfou, gracias a la ayuda de un equipo enviado de forma rápida a la zona y dirigido por el Doctor Manuel Arbelo. Gracias al estado de frescura de una de las dos ballenas, se observaron lesiones macroscópicas significativas.

Por otro lado, la movilización de la Dra. A. Komnenou (Escuela de Medicina Veterinaria, University of Thessaloniki) permitió la coordinación de los veterinarios locales para recoger muestras de los últimos encalladeros.

Del lado italiano, una autopsia parcial ha sido realizada por miembros de la oficina local de IZS, equivalente al Departamento de Servicios Veterinarios de Mezzogiorno, y por biólogos del Área Marina Protegida de Capo Rizzuto quienes indicaron que muestras y órganos frescos fueron retirados y conservados en formol o congelados, este último método se utilizó para almacenar la cabeza completa. Dicho examen se realizó dos días después del encalladero.

Todos los descubrimientos post-mortem serán comparados con las ballenas varadas en Corfou.

Dado el número de ballenas varadas (10 en total) es razonable pensar que otros ejemplares perecieron en alta mar sin alcanzar las Costas Jónicas. La población local de ballenas picudas de Cuvier, pequeña sin duda, ya sufrió tres encalladeros masivos directamente correlacionados a la utilización de sonares militares (más el del este de Sicilia ocurrido a principio de este año).

En conclusión, se teme mucho que los efectos acumulativos de estos daños sean irremediables.

Gracias a Margarita para la traducción ;)


Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: